Nordic Dental Shop

La medicina estética sigue evolucionando y creciendo a pasos agigantados debido al aumento de la demanda. Verse bien a uno mismo, además de tener buena salud, es lo que más importancia se da hoy en día en la sociedad. 

La sonrisa es una de las partes que más se transforma debido al deseo de conseguir una sonrisa perfecta. A pesar de que existen otros tratamientos dentales como los alineadores o la ortodoncia, las carillas dentales ha sido uno de los tratamientos que más se han realizado por profesionales estos últimos años para mejorar la estética de los dientes.

Qué son carillas dentales

Las carillas dentales son un tratamiento propio a la odontología estética en el que un profesional adhiere unas láminas en los propios dientes con el único fin de mejorar su estética. 

Actualmente se cuenta con dos tipos: las carillas de porcelana y las carillas composite. Una de las diferencias es que la primera es menos económica que la composite, aunque más duradera que esta. Como su propio nombre indica, las carillas de porcelana están fabricadas con ese material, mientras que las composite son de resina. 

Para decidir entre una y otra es recomendable acudir al odontólogo para que asesore respecto a cuál puede ser beneficioso para nuestra salud bucodental.

Las carillas dentales modifican el aspecto de tus dientes debido a que actúan como una funda para que tu dentadura luzca perfecta, además de aportar un acabado natural al ser unas láminas translúcidas. Algunos de los motivos por los que se decide colocar estas carillas son aclarar el tono del diente o mejorar su forma como ocurre con los dientes rotos, irregulares o separados.  

Inconvenientes de las carillas dentales 

Es conveniente destacar que, a pesar de que las carillas dentales son una de las soluciones más rápidas para tener una sonrisa perfecta, tienen algunos inconvenientes que se deben tener en cuenta a la hora de decidir realizar este tratamiento. 

Es importante contar con el asesoramiento de un profesional debido a que, para colocar las carillas dentales, se debe tener un buen estado de salud bucal. Así no se recomiendan las carillas a aquellas personas que tengan gingivitis, periodontitis o maloclusión debido a que las carillas dentales pueden provocar problemas como:

  • Aparición de sensibilidad dental. 
  • Necesidad de realizar una endodoncia.
  • Y en el peor de los casos, la necesidad de la extracción del diente.

Estos riesgos pueden deberse también a que el profesional quite más esmalte del necesario, por lo que estar en buenas manos evitará posibles complicaciones posteriores a la colocación de las carillas dentales.

Si bien es cierto que no exclusivamente existe esta solución para mejorar la estética dental, pues los conocidos brackets o el invisalign son ejemplos de otros tratamientos a los que se puede optar. 

¿Estás pensando en mejorar tu sonrisa y quieres saber más sobre las carillas dentales? En Nordic Dental te asesoraremos sobre el mejor tratamiento para ti con el fin de que el resultado sea el esperado. Reserva ya tu cita, cuidaremos de tu sonrisa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.