Nordic Dental Shop

Las férulas dentales son dispositivos de plástico o de resina acrílica transparente, los cuales se colocan, o bien sobre la arcada superior, sobre la inferior, o en ambas. La finalidad de las férulas dentales es solucionar algún problema dental, ya que, al contactar los dientes con ella, consigue que la mandíbula se coloque en una posición en la que los músculos se relajan. Gracias a ello, es posible aliviar la sintomatología dolorosa o inflamatoria que se presenta en la articulación temporomandibular.

Las férulas dentales se realizan en las clínicas y, a la hora de crear el molde, hay que tener en cuenta que no existen dos dentaduras iguales. Por este motivo, cada persona debe tener sus férulas dentales individuales.

Lo primero que hay que hacer es tomar los modelos de la boca. Para ello, se colocará una cubeta con alginato que se adapta a la forma de la dentadura de cada paciente. Una vez tomados los modelos se envía al protésico, que es la persona encargada de su realización. Es importante mencionar que la férula puede ser de un tamaño mayor o menor dependiendo de la arcada en la que se posicione.

Para una correcta limpieza de las férulas, se suele utilizar un cepillo de dientes y agua.

Tipos de férulas dentales:

En función de la finalidad de la férula, se puede distinguir distintos tipos de férulas dentales, mostrando diferentes grosores y formas:

Férulas dentales de descarga

Esta férula está especialmente indicada para aquellos pacientes que tienen bruxismo. Una patología muy común derivada del estrés y provoca que el paciente rechine los dientes al dormir.

Las férulas dentales de descarga se utilizan principalmente durante la noche. Sin embargo, en casos donde el bruxismo es muy grave, es recomendable utilizarla durante todo el día.

Férulas dentales de ortodoncia

En los últimos años se ha popularizado la ortodoncia con férulas, las cuales son transparentes y no es necesaria la utilización de brackets. Se recomienda utilizarla durante al menos 22 horas al día y hay que quitarla para ingerir cualquier tipo de alimento o de bebida que no sea agua.

Férula dental de retención

Una vez realizado un tratamiento de ortodoncia, los dientes siempre tienden a volver a su posición original. Para evitar esto, se diseñan unas férulas de retención que evitan que los dientes se vuelvan a mover.

Férulas dentales para el blanqueamiento

Se utiliza para fines estéticos y está hecha con un material más blando que otro tipo de férulas. A diferencia de lo que ocurre tanto con la férula de descarga como con la de ortodoncia, ésta no está en contacto directo con los dientes.

Antes de colocarla en la boca, se debe poner una pasta blanqueadora que será la que proporcione el blanqueamiento a los dientes. En este caso, la férula únicamente sirve para que la pasta esté en contacto con la dentadura.

Férula deportiva

En este caso, las férulas son más gruesas y están recubiertas de materiales de plástico flexible. Su función principal es la de proteger los dientes en algunos deportes que pueden provocar traumatismos.

Férula periodontal

Está indicada para aquellos pacientes que sufren de piorrea y su objetivo principal es hacer menos doloroso el movimiento de los dientes debido a la pérdida del hueso.

Tal y como hemos mencionado anteriormente, es imprescindible una correcta higiene de las férulas para alargar su vida útil y para protegerte de las distintas infecciones que puedan aparecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.